lunes, 3 de junio de 2013

LA BOTELLA

Cuantas cosas descubrí a través de ella, cuantas noches sentado frente al vidrio en una conversación 
muda,telepática,repleta de indecisiones y bochornos .
 La botella,la amarga compañía o la extraña pareja ,el indulto de los fracasados, la valentía para los cobardes o el impulso de una absurda autoridad.
La botella,distraes la mirada para fijarla en tus temblorosas manos sujetando un cigarro, el humo de tus pulmones sale cansado, palabras entrecortadas, dialogo distraído.
Una chica descalza baila sobre una mesa, te diriges al baño , la luz es tímida, giras la mirada hacia el espejo medio roto y han pasado los años, el sigue allí, testigo silencioso de tu deterioro. Al salir vuelves a mirar y le dedicas una leve sonrisa, como el que saluda a un viejo confidente.La chica ,reposa en brazos de un mugriento que la baña en copas de vino mientras desliza sus manos por unos decaídos pechos. La noche alberga tentaciones entre sus tambaleantes discípulos. Se oye el ruido de las persianas bajar y el camarero se une a la última copa, todos bebemos en un escrupuloso silencio que ,solo se ve alterado por alguna trastornada frase de la muchacha mientras se calza sus botas después de una noche de danza y alcohol.
Entro en casa,la taza del baño me espera para recibir hasta el último vómito de insensatez,  me dirijo a la cama sin hacerme ninguna promesa.A la mañana siguiente, me acompaña una tremenda jaqueca y me cuesta sostener en pie mi agitado cuerpo,un sudor frió recorre mi frente,corro al bar mas cercano y mientras apuro la primera copa entre temblorinas escucho que una chica ha aparecido muerta, mas tarde veo su esquela¡¡¡maldita sea, si llego a saber brindo con ella !!!pero…así de cruel es la botella.