lunes, 12 de diciembre de 2016

EL CUARTEL DE INTXAURRONDO Y LA BOCHORNOSA SERIE DE TELE 5

Todo vale para blanquear la “conciencia “de este país, si no te convencen los argumentos que te dan, te plantan de inmediato una serie de televisión como la del otro día sobre el cuartel de la Benemérita de Intxaurrondo. Aquí la patria se construye a base de ostias, después, cuando haga falta, ya llegara algún “director” de cine patriótico en nòmina para que arregle el entuerto.
En la serie, nos dan a entender lo duro que era vivir en aquellos años en dichas instalaciones, el acoso, la tensión en la que vivían tanto los agentes como sus familias. La “película “estaba basada en un libro escrito por Rafael Vera (como no podía ser de otra manera) un individuo acusado y encarcelado por pertenencia a los GAL, que viene a ser como si al narcotraficante Pablo Escobar le hubieran puesto al frente de una brigada de narcóticos .Pero estas cosas pasan, en este país ocurren, aquí un violador puede terminar dando clases de educación sexual en los colegios, o por la tele.
En Euskalerria hay cientos y cientos de testimonios de ciudadanos vascos que han sufrido tortura en ese macro cuartel, y recalco lo de ciudadanos, por que en alguna época, cualquiera, o casi todos, éramos sospechosos para los miembros de los cuerpos policiales y parapoliciales. Te aplicaban la ley antiterrorista, estabas incomunicado, y al cabo de unos días quedabas en libertad sin cargos después de haber sufrido la bañera, electrodos, la bolsa o algún tipo de violación con algún objeto que tendrían a mano. Muchas veces, no terminaba ahí el calvario, eras traslado a Madrid, a la también temida DGS, donde proseguían la tortura hasta que te dejaban reventado, o firmabas lo que te obligaban a firmar para acusarte de lo que seria y encerrarte en la cárcel. Al margen de ideologías, aquí en Euskalerria todo el mundo sabe lo que allí pasò. No hay cosa más terrible en la historia que querer ignorar la propia historia, peor aún, taparla, dulcificarla, ocultarla y manipularla según convenga. Intxaurrondo solo se puede enmarcar en una serie de sucesos oscuros, violentos, macabros, así será recordado, y así lo recuerdan los ciudadanos de este país por mucho que tele 5 se empeñe (cadena por cierto muy acostumbrada a compadrear con la tele basura, con golfas y golfos, gentuza, calaña, vividores y demás) que serian capaz de matar a su madre por un minuto de televisión. El documental que se emitió después rallaba la sin razón, se utilizaban términos como “herramienta” y no organización terrorista de estado a la hora de denominar a los GAL, se negaba cualquier indicio de tortura, todo muy maquillado en un ambiente victimista que al final, termina siendo para espectadores como yo otra verdadera tortura .Supongo, que a las personas que han sufrido la brutalidad, el odio, la violencia y la barbarie de agentes de este cuerpo en los calabozos y mazmorras de ese cuartel, no les será muy grato ver como esos edificios y lo que han representado para muchos de ellos siguen ahí, intactos, absueltos del delito, porque eso, como otras muchas cosas, tampoco debió ocurrir. Pero algunos, se empeñan en lograr la paz tapando la boca a otros muchos gritos de dolor.Patxi Sagarna.