martes, 10 de marzo de 2015

EL ROSTRO DE LA ULTIMA MORADA

Juro amar eternamente la muerte ante un pelotón de miradas furtivas.
Por fin celebraba el grandioso día, su  vieja memoria le deleitó con un recital de imágenes archivadas en el olvido.
No quiso retroceder al mañana, quizás  el hoy se había levantado demasiado temprano y quería suspirar con el alma desnuda.
Un montón de usureros rostros cabizbajos se escondían detrás de gestos mezquinos, pero nadie se atrevía a mencionar su nombre por miedo a la maldición.
Levanto la cabeza para obsequiarles con su última ironía, para que sus pesadillas por fin tuvieran algún sentido.
Los bastardos corrían desesperados guiados por el aroma de perfumes baratos, mientras unos perezosos tacones se empeñaban en sostener el desencanto y la barbaridad.
La vida se ha disfrazado para indignarle al pasado.
Cesó el murmullo de las saetas mientras sus pasos cada vez se hacían más sabios .
Alguien escuchó el silencio, alguien  se encargó de contarlo y allí estaba él sentado……en la ULTIMA MORADA.Patxi Sagarna